A ver chicos, chicas, público en general —jajaja—, rápidamente les cuento que estoy de viaje y desde ayer está disponible uno de los juegos que más he esperado de esta parte del año.

Gracias a Di, hoy puedo empezar a disfrutar del juego y a hacer contenido sobre Link’s Awakening.

Así que quise empezar con el clásico unboxing.

El despertar de Link

Muy bonito el box art, y bastante minimalista también, nos encontramos con un renderizado de Link en la isla donde se desarrolla esta nueva aventura, y el nombre del juego, nada más.

Se agradece la sobriedad, Nintendo.

El interior es igual de simple y bonito, resulta algo obvio que más que enamorarnos con la cajita lo que querían era que saquemos el juego y empecemos a jugar lo antes posible.

Y eso es básicamente todo.

Por cierto, el cartucho también me gusta bastante.

Adiós.