Hace un tiempo cuando iniciamos este blog Gui y yo iniciamos distintas categorías, una de esta fue la que en un principio se llamó “Miércoles de Manualidades” la cual ahora pueden conocer como aprendiendo con Di.

Muchas de estas manualidades fueron hechas en mi casa y no sé si alguna vez se los habré comentado cosa que yo creo que si, pero tengo dos hermanas pequeñas y una no tan pequeña.

La mas chiquita de todas se llama Samantha y tiene 8 años, y es agradable ver como he podido generar un impacto en ella con el tema de las manualidades en donde ella esta aprendiendo sobre creatividad, esfuerzo y de cierto modo negocio.

Hace unos días hablaba con ella y me comentó que a ella le gustaría tener toda una colección de colores y cosas para hacer -cosas que por supuesto mi mamá o su papá o hasta yo le podría comprar- pero que no se lo dan para que ella pueda aprender el significado de ganarse las cosas. Es aquí donde inicia todo.

Después de hablarlo, quedamos con mi mamá en el que ella le daría un trabajo por una semana a mi hermana para que pudiera ganar sus primeros veinte soles los que utilizaría para invertir en sus primeros materiales. Y así fue una vez pagado esto inició su pequeña aventura.

La pequeña aventura empezó caminando para ir a tomar el bus, ella nunca se había subido a un bus así que fue algo nuevo y de cierta manera divertido para ella. Y nos dirigimos rumbo al centro de lima, este lugar es conocido como el Mercado Central, en el que puedes encontrar de todo a todo precio en especial muy cómodo.

Iniciamos el recorrido en el Mercado Central, para esto habíamos hecho una lista de cosas que necesitábamos y que cada tanto nos distraíamos por la gran cantidad de cosas que había.

Aquí empezó a conocer sobre precios y comparar las opciones que tenía para elegir el mejor y el que se acomodaba a su bolsillo.

Luego nos detuvimos en el mercado por una gaseosa y un pan con pollo como que descansamos de la gran caminata que nos mandamos.

Finalmente después de haber hecho todas las compras regresamos a casa. Y ella empezó con sus manualidades.

Como podrán ver ella ha iniciado a hacer sus propios llaveros para venderlos, sabemos que aun no son perfectos pero con el tiempo ella mejorará y aunque sus primeros compradores o victimas seamos nosotros la familia esperamos que eso algún día le sirva para emprender algo mucho mas grande.

Estas son algunas de las pulseras que ha hecho tambien.

Este post no tiene la finalidad de hacerle propaganda o algo, sino tomar el ejemplo de como los pequeños actos pueden motivar a las personas de tu alrededor a hacer algo nuevo y no tener miedo.