Muchas veces hemos escuchado esta frase “salir de la zona de confort nos ayuda a crecer”, o alguno de sus derivados; pero en el fondo, no todos estamos dispuestos a salir de ella, ya sea por miedos, o cualquier otra excusa que nos podamos inventar.

Así que en este post he decidido contarles algunas de las cosas que he aprendido gracias a obligarme a salir de mi zona de confort constantemente; quizás así tú también puedas tomar valor.


No dejar que mi autocrítica me limite

Tal y como les mencionaba en otro post, yo solía llamarme “perfeccionista”, pero saliendo de mi zona de confort me di cuenta de que esto no era sino una forma que mi cerebro buscaba para no hacer las cosas, con la excusa de que no valía la pena intentarlo porque no iba a salir “perfectas”.

*El miedo es como el fuego, puede consumirte si te paralizas; pero cuando lo dominas, puedes hacer cosas increíbles.*

Hoy en día sigo teniendo cierta parte de mí que me dice que las cosas no saldrán exactamente como yo quiero, pero he aprendido tanto de mis errores que esto ya no es más un problema; salir de mi zona de confort me ha ayudado a dominar estas emociones y así poder hacer mis excusas a un lado más fácilmente.


No todo saldrá exactamente como yo quiero

Y de la mano con el punto anterior, dar el primer paso al salir de tu zona de confort no significa que automáticamente las cosas te saldrán bien siempre, los hechos imprevistos van a suceder siempre, lo quieras o no.

*El éxito es el balance entre la constancia y el talento.*

De tener que enfrentarme a situaciones inesperadas en momentos inesperados es que he sacado la experiencia para manejarme mejor en entornos difíciles —una habilidad muy valiosa, por cierto—.


No importa lo que hagas, siempre habrá quien te critique

Una gran verdad que deberías aprender tú también ahora mismo; podrías hacer la película más hermosa del mundo y habrá alguien a quien no le guste, podrías hacer el mayor acto filantrópico y alguien le encontrará algo malo.

No te conozco, pero te puedo decir no importa a lo que te dediques —o a lo que te quieras dedicar— siempre habrá gente que te aprecie y gente que te critique, aprende a vivir con ello.

Mientras antes te hagas a la idea de que no le vas a gustar a todos, antes de podrás dar la oportunidad de enfocarte solo en las cosas positivas que recibes de las personas alcanzadas por tus actos.


Valgo más de lo que pensaba

Y no es solo porque Di me lo dice todo el tiempo, sino que en serio sé que soy muy bueno para algunas cosas —aunque sean muy pocas—; y cuando encuentres las tuyas, son esas habilidades las que debes centrarte en desarrollar a tu máximo potencial, porque son las que te permitirán destacar sobre la multitud

Al salir de tu zona de confort te verás obligado a hacer cosas en las que pensabas que eras malo pero nunca habías tratado realmente.


Algunas personas no te dejarán llegar al éxito, pero otras te ayudarán

Aprender cosas nuevas puede llevarte a cambiar tu forma de actuar y de interactuar con el mundo, y estos cambios no siempre serán bien recibidos por todo tu circulo social.

Hacer las cosas de un modo que no es considerado “normal” puede hacer que te critiquen o hasta se burlen de ti; por ejemplo, si dejaste un trabajo “seguro” en una empresa para comenzar tu propio negocio es probable que hayas experimentado este rechazo al principio.

Lo mismo sucede cuando haces cambios en tu forma de vivir, pero debes entender que esas personas que te critican y se burlan, no harán nada por ayudarte, así que no sirve de nada que los sigas manteniendo en tu vida.

Aprende a ignorar y a alejarte de esta gente de personalidad tóxica y verás cómo con el tiempo irás conociendo a otras personas con mentalidades alineadas a lo que buscas.


Espero que este post les haya servido no solo para que conozcan las cosas que yo he aprendido; sino también para motivarlos a arriesgarse de vez en cuando a caminar por una ruta diferente —en el sentido figurativo de la frase—.

Como siempre, si hay algo que quieran añadir a lo que que yo he dicho pueden dejarlo en comentarios y así todos aprenderemos cosas nuevas.

Gracias por haber leído hasta el final. Adiós.