Con el agitado día a día del mundo moderno, es muy fácil descuidarse de las cosas más básicas y “naturales”, en el caso específico de hoy hablaremos del sueño.

Dormir bien es una actividad que depende de algunos factores indispensables y otros que son opcionales pero mejoran mucho la experiencia.

Vamos ahora a revisar los 5 tips que más recomiendo tener en cuenta si estás teniendo problemas para tener buenas noches de sueño.


Entra en “modo de sueño”

Dormir bien no significa solamente cerrar los ojos por 8 horas y despertar a la mañana siguiente —aún sintiéndote cansado muchas veces—, sino que es una actividad para la que debes “prepararte”.

Entrar en estado de sueño significa diferentes cosas para cada persona, pero es una acción que te ayuda a relajarte y sentirte aliviado.

Quizás parece la parte en la que les digo que deben meditar, pero no es así.

Además de meditar se pueden hacer cosas como: escuchar música, leer, hacer estiramientos, o cualquier cosa que a ti te ayude particularmente a relajarte.

A estas acciones le podemos sumar unas cuantas como es ver un episodio de una serie —UNO—, o de un anime —🙈 quizás dos—, un documental o ver videos de perritos en facebook —como Di—.

Recuerda que si quieres hacer esto último debes asegurarte de tener una aplicación de filtro de pantalla que bloquee las luces azules en tu teléfono —o tablet— para no perturbar tu ciclo de sueño.


Sé más estricto con tus horas

Como he mencionado en posts anteriores, programar con tiempo las actividades diarias —y semanales o mensuales—, puede también ayudarte con mejorar la calidad de tu sueño.

Para bien o para mal, a tu cuerpo le gusta la rutina, y el ciclo de sueño no es la excepción.

Ser estricto con la hora que te acuestas y te levantas ayudará a mantener los correctos niveles de melatonina —de tu cuerpo.

En cambio, ser irregular con tus horas de dormir puede llevarte al insomnio y hasta un mal funcionamiento del ritmo cardiaco.

Organízate y toma en cuenta cuáles son las mejores horas para ti, y no te lo saltes los fines de semana 😒.


Que tu cama de ganas de dormir

Tiende tu cama todas las mañanas, invierte en unas almohadas de calidad, ten cubre camas que te hagan sentir abrigado —lo suficiente—.

Con respecto a tu colchón, si no te gusta, deberías considerar cambiarlo en el corto plazo.

Una lampara de luz cálida podría también ser un elegante toque y además uno que te ayudaría a generar un ambiente que prepare tu cerebro para dormir.


Deja el ruido afuera de tu habitación

Sé que en el primer punto dije que la música podría ayudarte si era lo tuyo, pero me refería a música que te guste, y que sea de música calmada.

Pero además de la música, es recomendable que nada más te perturbe, así que cierra las ventanas —si las tienes—, y si no vives solo, pues trata de decirle a tu familia de una forma amable que te apoyen a mantener tu horario de sueño regular evitando hacer cuidos.


¿Café de noche? No gracias

Esta parte se explica por sí sola, al ser el café un estimulante, pues nada de nada antes dormir.


Bonus

Haz algo de ejercicio

Sí ya hiciste —o ya habías hecho— las cosas que he mencionado antes y aún no puedes dormir, pues ¿Por qué no pruebas llegar verdaderamente cansado a la noche?

Incluir una rutina de ejercicios a tu día te ayudará con muchas cosas, perder peso, ganar rendimiento físico, tener más energía para tus actividades durante el día y tener menos energías durante la noche.

Muy pronto haré un post sobre mis rutinas de ejercicios favoritas, pero por el momento te puedo decir que te asegures de que pasen al menos 3 horas entre tus ejercicios y tu hora de dormir.


Controla el calor

Si le has puesto algo de atención a esto, te debes haber fijado que en temporada de verano suele ser más difícil dormir y esto no es casualidad.

Resulta que al cuerpo le cuesta entrar en “modo reposo” —por llamarlo así, jajaja— cuando la temperatura es muy alta.

De ahí que sea tan cómodo sacar una pierna de la sábana para regular la temperatura del cuerpo —jajaja—.

Pero además de eso lo que puedes hacer es darte una ducha, con el agüita más fría que puedas y así podrás dormir más fresco.


Y con eso chicos, espero haberlos ayudado a mejorar —al menos un poco— la calidad de sus noches.

Yo sé que es complicado muchas veces llegar cansado a casa y no poder dormir tan bien como a uno le gustaría.

Con todo lo anterior dicho. Adiós.