2018, un año en que el Perú creció un 4% en promedio y se destaparon muchos —demasiados— casos de corrupción, el Banco BBVA Continental lanzó en este humilde pero luchador país una serie de comerciales de los que daré mi opinión a continuación.


Para comenzar les explicaré un poco de qué va esto.

Los comerciales empiezan mostrando a alguien aplicando la tecnología de manera eficiente para optimizar la manera en que se realiza una tarea cotidiana, hasta que en algún punto alguien le pregunta a este “protagonista” si hizo alguna de las tareas que guardan relación con el banco, a lo que este responde NO y saca dinero en efectivo transformándose en un “eslabón perdido” que lo único que sabe decir es “Uga-Uga” y del que los demás se burlan.

¿Soy el único que ve que esto está mal?

Para empezar vivimos en un país donde casi la mitad de la población NO tiene una cuenta en algún banco por diferentes razones que no trataremos hoy— con lo cuál medio Perú es un cavernícola para el BBVA.

Como hacen esto para promover su app móvil, les podría añadir que en áreas rurales 7 de cada 10 personas no tienen acceso a internet, con lo cuál serían igualmente discriminados.

Francamente podría seguir y seguir con datos así pero seamos sinceros, no es necesario, todos usamos efectivo en algún momento, así que para el BBVA todos somos unos cavernícolas que no saben hablar.

¿En serio necesitamos que alguien venga a burlarse y menospreciarnos tratando de llevarse nuestro dinero en el proceso? ¿Otra vez? —quizás me estoy pasando con esta—.

En resumidas cuentas, mi opinión acerca de la forma como este banco quiere hacernos usar su servicio es que me parece incorrecta, está muy bien la implementación de nuevas tecnologías —cuando estas mejoran ciertos aspectos de nuestra vida—, pero no está bien humillar y burlarse de todo aquello que no haga lo que a nosotros nos convenga.


El efectivo es necesario

Ahora se me viene una pregunta a la cabeza ¿Es malo usar efectivo? Y la respuesta es que no.

No solo no es malo, sino que es necesario usarlo y acá te daré unas cuantas razones por las que deberías andar siempre un par de billetes encima.

1. Para tener margen de maniobra ante emergencias.

Lamentablemente ninguno de nosotros está a salvo de que las cosas salgan mal, y a veces cuando esto sucede es necesario contar con efectivo para poder solucionar las cosas más rápidamente.

2. Para poder tomar oportunidades que no esperan.

Somos un país lleno de oportunidades, con mucha gente emprendedora, pero como mencioné antes, mucha gente no quiere que un porcentaje de sus ganancias se vaya en formato de comisión a los bancos, especialmente si es uno que te discrimina.

Por eso es que cargar un poco de efectivo te dará más margen de maniobra y facilidad en algunos momentos de tu día laboral.

3. Para dar propinas más sensatas.

Todos sabemos que es una cortesía dejar una propina a un servidor cuando este te atiende con respeto y de buena gracia; también sabemos todos que la gran mayoría de restaurantes no tienen POS que dan la posibilidad de dar propinas, y cuando la tienen, esta propina no va directamente al bolsillo de tu mesero sino que debe pasar por la cuenta del banco antes, habiendo un tiempo muerto entre tu “agradecimiento” y la llegada de tu propina a su beneficiario.

4. Para medir tus gastos.

Cuando lo tienes en tu mano el dinero como que parece valer más y esto es algo que no podemos negar.

Además de que pagar con plástico, o transferir por internet no siempre es la mejor forma de “ver” cuánto gastamos, porque ese es básicamente su objetivo.

5. Para no dejar rastro.

Si compras con tarjeta, todo movimiento que hagas con tu dinero queda registrado en el servidor del banco, que puede —o no— hacer bueno uso de esta información, dependiendo de tu significado de “buen uso”.

6. La escasez de POS

Muchas empresas están haciendo grandes esfuerzos para incrementar la presencia de POS en el país, ofreciendo descuentos o meses sin comisiones y cosas por el estilo.

Sin embargo, imagina el siguiente escenario, te vas de viaje con tu familia manejando al precioso Tarapoto porque quieres conocer parte de lo que puede ofrecer tu Perú, para la hora de almuerzo estás en una carretera alejada y te cruzas con un par de restaurantes donde no tienes ni señal telefónica.

El planteamiento anterior tiene dos posibles desenlaces; almuerzas con tu familia en uno de esos restaurantes porque tenías efectivo en tu billetera; o, dejas que tu familia aguante el hambre muchas horas más por evitar que un banco con complejo de superioridad te diga que no cargues efectivo.

7. Muchos vendedores no aplican descuentos con tarjeta

Este punto salió mientras conversaba con mi mamá, y la verdad es que tiene razón y casi me lo paso por alto.

Cuando vamos a comprar a una tienda, muchas veces pedimos descuento en algunos productos y vaya que podemos conseguir buenos precios y ahorrar dinero por ello; pero como los POS cobran comisiones por cada pago que reciben, por lo general los comerciantes te dirán que los descuentos no aplican si vas a pagar con tarjeta.

Sé que lo repito mucho pero, ¿en serio vale la pena perder buenos descuentos para que el BBVA no crea que eres un simio con retraso?


Para terminar me gustaría dejar claro que no estoy en contra del uso de nuevas tecnologías, por el contrario, siempre he sido creyente de que cualquier cosa que puede mejorar nuestra calidad de vida debería ser rápidamente implementada.

Sin embargo también soy consciente de que vivimos en un país tercermundista y que como tal, no podemos forzar las cosas, y mucho menos creer que discriminarnos entre nosotros es conseguir un avance.

El respeto debe ser siempre el camino para mejorar como sociedad, y ayudarnos mutuamente es una herramienta indispensable si queremos crecer como país, no aceptemos que nadie nos obligue a burlarnos entre nosotros.

No apectemos que nadie nos obligue a burlarnos entre nosotros.

Con esto me despido por hoy recordándote que si tienes una opinión diferente a la mía o quisieras agregar alguna idea no te olvides de dejar tu comentario que es de gran ayuda para todos.

Si te gustó lo que leíste no te olvides de revisar nuestros otros post populares y seguirnos en nuestras redes sociales. Gracias.