Desde siempre Gui y yo hemos tenido un gran conflicto a la hora del cine, a ninguno de los dos nos gusta ir a recargar la canchita.

Tu sabes, vas al cine compras tu súper combo con canchita recargable porque eres antojón pero a la hora de ir a recargar la cancha nadie quiere ir por no perderse ni un minuto de la película.

Y es así como nace la idea de hacer nuestro propio recipiente de canchita fácil de armar y transportar para llevar al cine.

Para hacer esto lo único que necesitamos fue un poco de ingenio para armar el molde (la base principal o la figura que tendrá el recipiente), luego agregarle el diseño que más te guste por último una impresora y cartulina.

Aquí te dejamos nuestros diseños si te han gustado, lo único que tienes que hacer es adaptarlo al tamaño que desees imprimirlos.

Una vez que ya están impresos solo procedemos a cortarlo y a unirlo, si deseas una mayor protección lo puedes pegar con goma de otra manera algunos tienen un seguro distinto tipo caja sorpresa con que no te demoraras nada en el armado.

Y ya están listos tus contenedores para tu canchita. Ahora si puedes ir al cine y pedir ahí mismo que te lo recarguen sin ningún problema y ya no tienes porque preocuparte en perderte ni un solo minuto de la película.

Nosotros lo probamos en casa e invitamos a mis pequeñas hermanas para ver su resistencia y este fue el resultado.

  • Un post de Di