Volviendo a los miércoles de manualidades, hoy les traemos esta pequeña y simple opción perfecta si deseas algo con que decorar tu mesa para tus invitados.

Para esto lo que necesitamos es lo siguiente: chocolate blanco, galletas oreo, colorante rojo en polvo, un tazón en donde poder derretir el chocolate y unos palitos de chupetines si es que deseas hacerlos como paletas.


Lo primero que hacemos es derretir el chocolate blanco, la mejor forma de hacer esto es en baño María —hierves agua y el chocolate lo colocas en un tazón más grande y de preferencia metálico y lo colocas arriba de la olla con el agua hervida es importante que ya no esté en el fuego–.

Luego de esto abres las galletas para colocarle el palito si es que deseas hacerlo como paletas, si no es así entonces solo puedes empezar a bañarlas con el chocolate ya sea hasta la mitad o completa.

Una vez ya bañadas en chocolate blanco las dejamos reposar para secar el chocolate. Y una vez que esté seco podemos proceder a volver a calentar el chocolate y le agregamos el tinte rojo y removemos bien hasta que el color esté todo uniforme.


Se deja enfriar otra vez y listo ya está listo tu chocogalleta para ti y tus invitados.

Sé que no me ha quedado muy bien pero no he tenido mucho tiempo para realizarlo ya que estamos de viaje pero con un poquito más de tiempo y amor tendrás un mejor acabado.

Espero que les haya gustado, aquí les dejo el resultado final.