Juego desarrollado por Ratalaika Games.

Un juego que se desarrolla en un mundo lleno de científicos locos que deben ser aniquilados. Cada segundo cuenta.

HISTORIA(2/5)

El mundo en el vives se ve amenazado por científicos locos (protegidos por máquinas y soldados) que tratan de destruírlo, y es tu deber detenerlos cueste lo que cueste.

IMAGEN(3/5)

Los gráficos son en 8 bits con escenarios realmente agradables a la vista y los movimientos del cyborg (como no podía ser de otra manera) son tan fluidos como un juego del género permite.

AUDIO(2/5)

La misma melodía se repite y se repite a lo largo de todo el juego, lo cual, pasado cierto tiempo se vuelve fastidioso.

JUGABILIDAD(3/5)

El nivel de dificultad es increíblemente alto, y lo digo en serio, uno no lo espera al empezar el juego.

Los comandos son tan simples como A para saltar y B para golpear, no hay más.

El grado de concentración requerido para alcanzar la versatilidad necesaria en las maniobras evasivas y ofensivas es lo que te mantendrá enganchado al juego durante mucho rato.

Y no solo eso, sino que además existe necesidad de recoger los maletines y hacerlo muy rápido, pues con cada segundo que demoramos estamos reduciendo la cantidad de estrellas obtenidas por nivel que pueden ser de 1 a 3.

PERSONAJES(1/5)

Pues que eres un soldado cyborg con mega habilidades destructivas como el puño sónico y la patada voladora biónica (nombres puestos por mí) y que das unos saltos dobles que te pueden llevar a cualquier lugar que desees, y ya.

OPINIONES Y FINAL

Con un 2.2/5 League of Evil es un juego que nos ofrece 140 niveles con dificultades que aumentan progresivamente hasta volverse casi imposibles de superar, y que además tiene como plus la capacidad de permitirnos liberar todo nuestro odio creando niveles propios aun más imposibles o jugar en niveles creados por el odio de alguien más (lo siento pero es que no se me ocurre otra forma de describirlo).

Recomendado si buscas horas y horas de diversión minimalista en un juego que puedas volver a jugar las veces que sean necesarias para conseguir el puntaje perfecto.